Travel Tips

Cambodia in 12 days – Part 2: Exploring Siem Reap

This blog is part 2 of 4 of the experience of Paula and her two friends travelling Cambodia in 12 days. For Part 1 in Phnom Penh, click here. For part 3 in Kampot, click here.

Days 3-6: Siem Reap

 

Third day

After our stay in Phnom Penh came to end, we left for Siem Reap in the morning of our 3rd day. Before carrying on with our adventure I wanted to say that we booked all of our buses and ferries in Cambodia with CamboTicket. The prices were great and all we had to do was contact them with our itinerary and they booked all of our buses and ferries and sent to us by e-mail in no time! It is really convenient, highly recommended way to travel by bus and ferry in Cambodia!

 

The bus company we chose for our Phnom Penh to Siem Reap was Golden Bayon Express:

 

Bus company: Golden Bayon Express

Route: Phnom Penh to Siem Reap

Departure Time: 07.30AM

Length of journey: 5 hours

Price: 9 $

Book here.

Exploring Siem Reap

 

It was a very comfortable mini-van with air conditioning. They gave us a water bottle at the beginning, something we were thankful for given the high Cambodian temperatures. The bus stopped twice and we made it to Siem Reap on time, even if we were warned that it could take us longer due to traffic.

 

We finally got to Siem Reap at 12.30, and we were picked up by a Tuk-Tuk which was organized by our hostel, Babel Guesthouse. This hostel was very clean and we payed 9$ per night for private room for 3 people. The only problem with this hostel was that it was located 15 minutes from the city centre and the receptionist recommended us to not walk alone in that area at night and not to come back too late at night.

 

As soon as we got to the city we spent the afternoon exploring Siem Reap and we went downtown to eat something. There were many small charming streets to wander about and enjoy the beauty of the city. We had lunch at a restaurant called Sanctuary and then had an awesome ice-cream at Blue Pumpkin.

Exploring Siem Reap

 

We wanted to go back to the hostel not too late, as the next day we had to wake up super early to see sunrise at the Temples of Angkor.

 

Fourth Day

 

Waking up at 4 am may seem like madness, especially for a Spaniard, but it is not when you’re getting out of bed to see sunrise at Angkor Wat.

 

We had fixed the departure time with our Tuk Tuk at 4:40AM. We payed 15$ for  tour of the main 5 temples, and the driver would wait for you at each of them to take you to the next one during the whole day. We left so early because we had to buy our ticket at the entrance, and we knew it was going to be super busy! This is the most visited site in Cambodia so it was a good idea to be weary of timings, we didn’t want to miss the sun!

 

There was different types of tickets, depending of the number of days:

  • One day: 20$
  • Two days: 40$
  • Third day: 40$
Exploring Siem Reap

My Angkor Pass… Looking good huh?

 

They do the pricing in a very smart way, because most people visit the temples for two days, as one day only is a bit tight. Three days is usually a bit hard to swallow, temple overload!! But we are students, and as healthy people, we wanted to make the effort to see as many temples as we could in one day and save the extra 20$.

 

After buying the entry ticket, we went straight to visit our first temple, Angkor Wat. We had the privilege of seeing sunrise over it and then visited the inside for around 2 hours. This is the temple that will take you the most time, but for us, our favourite!

 

Exploring Siem Reap

 

Exploring Siem ReapAfter sunrise and all the photos in the world, our Tuk-Tuker took us to Bayon Temple. This one is spectacular, with many different levels and the possibility of climbing to the top if you don’t suffer from fear of heights. The Bayon Temple is also surrounded by the Terrace of the Elephants and the Terrace of the Lepher King, apart from other beautiful constructions that will blow your mind.

 

Exploring Siem Reap

Bayon Temple

After the visit to Bayon and its surroundings, our Tuk Tuk took us to the next temple, Ta Prohm. This temple had a tree growing inside the temple itself, so famous that I had to line up to take this photo.

 

Exploring Siem Reap

 

Banteay Kdei was the last temple that would put an end to our visit to Angkor. We had woken up at 4 in the morning and the long walks under the midday sun ended up getting us very tired. Banteay Kdei was very close to Ta Prohm and it had the particularity of being eaten up by the jungle. It seems as if nature was reconquering its lost territory. The surrounding scenery was spectacular and a lot of trees with huge roots.

 

Exploring Siem Reap

Banteay Kdei

 

This was it for our day at Angkor, and headed back to the hostel to rest.

 

Fifth Day

 

We spent the following day at the Floating Village in the Tonle Sap. We took the same Tuk Tuk that had served in all our Siem Reap trips before, which was very handy, we helped us in any issues with the language and he was a very nice guy.

 

In case you want to contact him, his name is Kosal, and his email : kosalnhoy@gmail.com. Highly recommended driver! He took us to both Angkor and the Floating Village of Chong Kos for 25$.

 

Exploring Siem Reap

 

We bought our tickets for the Floating Village for 20$ each, where we had a private boat for the three of us, with some other Cambodians that were taking turns to drive and tell us about the village. There was bigger boats with more tourists, which we assumed was cheaper. Even though we came out super happy from the Floating Village, we thought 20$ was a bit expensive.

 

We started sailing and the first thing we saw was the fish market, which was the main economic driver of the village. There were houses, schools, supermarkets, cafes, and everything the villagers needed… and all in the water! We got there around 1PM which according to our guide was the best timing, as the tourists come in huge numbers in the morning trying to avoid the heat.

Exploring Siem Reap

Floating Village of Chong Kos

On the way back we stopped at a lotus plantation, breath-taking views!

Exploring Siem Reap

 

That night we had planned to make our way back to Phnom Penh to reach Kampot. There were no buses directly from Siem Reap to Kampot so this stop was unavoidable.

 

Bus company: Virak Buntham Express (Sleeping Bus)

Route: Siem Reap to Phnom Penh

Departure Time: 11PM

Length of journey: 6 hours

Price: 9 $

Book here.

 

This blog was translated from Spanish, from our CamboTicket travellers Paula, Ana and Verónica. For our Spanish speakers, please find the original version below:

 

Una vez finalizada la visita a Phnom Penh nos pusimos rumbo a nuestro próximo destino: Siem Reap.

Antes de seguir contando nuestra aventura, comentar que todas las conexiones entre ciudades (autobuses y Ferris) las conseguimos a muy buen precio gracias a la gran ayuda de Camboticket. Nos pusimos en contacto con ellos, les comentamos cuales eran nuestros planes de viaje, y a las pocas horas tuvimos todos nuestros autobuses reservados en un extenso correo. Es algo muy cómodo y a muy buen precio, totalmente recomendable!
Continuemos, la compañía de autobuses que cogimos para ir a Siem Reap se llamaba Golden Bayon Express, era un minibus bastante cómodo y con aire acondicionado. Te daban una botellita de agua nada más empezar, lo que es de agradecer con el calor que suele hacer en Camboya. La ruta hizo 2 paradas y llegamos a la hora prevista, a pesar de que mucha gente nos dijo que íbamos a tardar más debido al tráfico.
Llegamos a Siem Reap a las 12.30 y nos recogió un Tuk-Tuk gratis que nos ofrecía el hostal en el que nos alojamos, Babel Guesthouse. El hostal estaba bastante cuidado y el personal era muy amable. Nosotras estábamos en una habitación triple con baño privado y limpiaban cada mañana. La noche salió por 9€ persona. La única desventaja de este hostal fue que se encontraba a 15 minutos andando del centro de Siem Riep y el propio recepcionista nos recomendó no andar solas por esa zona por la noche ni volver muy tarde al hostal, así que en la zona había que tener un poco de cuidado, pero he de decir que no tuvimos problema alguno y que tampoco vimos cosas raras!
Nada más llegar dejamos nuestras cosas en la habitación y nos fuimos andando al centro a comer algo. Había unas callejuelas decoradas con mucho encanto, y con un montón de tiendas y restaurantes. Nosotras comimos en uno que se llamaba Sanctuary y después dimos un paseo.

Lo mejor del día fue sin duda el helado que tomamos justo antes de volver a casa en Blue Pumpkin (justo en frente de donde habíamos comido). Nos pedimos del de vainilla con brownie y el de yogur, buenísimos!!

No queríamos volver tarde al hostal porque nos dijeron al llegar q a partir de las 8 era más peligroso, así que decidimos volver a descansar y prepararnos para el madrugón que nos esperaba al día siguiente para ver los Templos de Angkor y poder contemplar el amanecer.

Cuarto Día

Amanecer a las 4 de la mañana puede parecer una locura, sin embargo, deja de serlo, cuando la razón del madrugón es ir a ver el amanecer a los templos de Angkor.

Nosotras, el día anterior, ya habíamos fijado la hora de salida con nuestro Tuk-Tuk, las 4:40 am. Acordaos también SIEMPRE de fijar el precio antes de subíos al Tuk-Tuk, nosotras conseguimos reducir el precio de $23 a $15 para hacer el tour largo de visitas a los templos; el Tuk-Tuk te lleva a cada uno de los templos y te va esperando a la salida, y luego, al final del viaje es cuando te devuelve a “casa” y cuando le pagas.

Dejando a un lado el tema Tuk-Tuk, empezaré a contaos en lo que consistió nuestro día. Nos recogieron del hostal a las 4:40 am porque lo primero que hay que hacer es ir a comprar la entrada, va a haber bastante cola porque es uno de los planes más turísticos de Camboya sino es el primero! También van a existir diferentes opciones de entrada dependiendo de los días de visita a templos que quieras, la más recomendable por nuestra parte, es la entrada que te permite entrar a todos los templos durante un día entero, cuesta $20, pero luego está la opción de pagar $40 y tener la oportunidad de estar dos días enteros visitando templos o incluso 3 por el mismo precio! Nosotras elegimos la primera opción por cuestiones de dinero, y porque además, siendo jóvenes, nos compensaba mucho más gastarnos $20 en un día y estar TODO el día viendo templos, que pagar el doble y hacerlo más calmado, pero eso ya depende de las preferencias de cada uno.

 

Después de comprar la entrada, el primer templo que fuimos a visitar fue el Templo Angkor Wat, allí fue donde tuvimos el privilegio de ver el amanecer y estar durante unas dos horas visitando su interior, es el templo que más tiempo va a requerir, y para nosotras, el preferido!
Después de dar por finalizado el amanecer y hacer todas las fotos del mundo, nuestro Tuk-Tuk nos llevó al Templo de Bayon, que además de ser espectacular, cuenta con diferentes niveles, y puedes incluso llegar arriba del todo después de subir muchísimas escaleras, eso sí, son escaleras y alturas no recomendables para gente con mucho vértigo, pues la altura es mucha y las escaleras empinadas. El templo de Bayon, otra cosa buena que tiene, es que en sus alrededores está la famosa Terraza de los Elefantes, la Terraza del Rey Leproso y el Royal Palace, aparte de otros lugares también dignos de visitar (véase en el mapa).

Después de la visita a todos estos lugares tan alucinantes recogidos en Bayon, fuimos a otro de los templos de Angkor, el templo de Ta Prohm, cuya peculiaridad era la de tener un árbol de grandes raíces incrustado en la estructura del propio templo, es una foto espectacular ya que incluso tenías que hacer cola para poder hacerla.

Banteay Kdei sería el último templo con el que daríamos finalizada nuestra visita a los templos de Angkor. Nos habíamos levantado a las 4 de la mañana y el pateo intenso por cada uno de los templos terminó por agotarnos, sin embargo, este estaba muy cerca de Taprohm por lo que decidimos echarle un ojo antes de volver a casa. El templo era parecido a los demás, pero de este en concreto, nos gustó que estuviera como en medio de una jungla. Tenía buen paisaje alrededor para hacer fotos y una gran cantidad de árboles espectaculares con raíces inmensas.

Después de la visita a todos estos templos, fuimos a casa a descansar un rato, porque aunque tuvimos suerte con el tiempo y no nos hizo pleno sol, sí que hacía bastante calor y fue una mañana larga y agotadora. Luego, una vez recuperadas, optamos por ir a la zona de los bares (y del ambiente) y repetir tomándonos el famoso helado de Siem Reap de “Blue Pumpkin” que tanto nos gustó el día anterior, situado además en medio del ajo!  Luego dimos unas vueltas por ahí, y nos fuimos pronto a casita para preparar el plan de las casas flotantes del día siguiente.

Quinto Día

El quinto día lo empezamos más relajado que los demás. Nos levantamos más tarde e hicimos el check out por la mañana. En el hostal nos guardaron las maletas durante todo el día, por lo que nos pudimos ir tranquilamente a hacer más turismo.

Habíamos quedado con el Tuk tuk a las 12 de la mañana para que nos llevará a las casas flotantes (Floating Village), fuimos con el mismo “Tuk-Tukero” que nos recogió de la estación del autobús el primer día y el que nos llevó a los templos, pues siempre es mejor hacerse con un amigo Tuk-Tukero para que te haga los mejores precios y se cree una cierta relación de confianza, además nos ayudaba siempre a la hora de gestionar las cosas con gente que no hablaba inglés.

Kosal, nuestro amigo Tuk-Tukero, nos llevó a los templos y a las casas flotantes por 25$, muy buen precio! y además era encantador. Os dejo su email y su Facebook por si queréis contactar con él si vais a venir próximamente a Camboya porque la verdad es que es un chaval de lo más recomendable!!
Facebook : nhoy kosal
Email: kosalnhoy@gmail.com

El conductor nos llevó primero a una agencia para que pudiéramos comprar los tickets y así no tener que hacer cola cuando llegáramos allí, nos costó 20$ a cada una.

Por fin, llegamos a uno de los pueblos flotantes que hay en Camboya, Chong Kos, que es la que estaba más cerca de Siem Riep. Nos montamos en una barca privada solo para nosotras 3 con varios Camboyanos a bordo, uno de ellos nos iba contando cómo era el pueblo y otros se turnaban para navegar (había barcos más grandes que llevaban a más turistas, y que me imagino que serían más baratos, 20$ nos pareció un poco caro a pesar de que saliéramos encantadas de las casas flotantes).

Empezamos a navegar, lo primero que se veía era un mercado de pescadores, que debía ser el negocio predominante en el pueblo de Chong Kos. Había muchas casas, varios colegios, supermercados, cafeterías, y todo lo necesario para sus habitantes! Y lo más impresionante es que todo esto se encontraba sobre el agua!

El barco hizo una parada en una especie de cafetería desde donde pudimos ver el pueblo, que también tenía una tienda con un montón de cosas (souvenirs, comida local, ropa…) y además, en este sitio también había un montón de cocodrilos en una piscina natural cerrada para que no pudieran escapar, también había lo mismo para unos peces grandes con apariencia de tiburón.
Creo que elegimos una buena hora, llegamos ahí en torno a las 12 y media 1, y según nos habían contado, este pueblo flotante era de los más turísticos (los turistas suelen ir temprano para evitar el calor) y cuando hay mucho turista, la gente local, sobre todo los niños, intentan dar la máxima pena posible para aprovecharse en cierto modo de nosotros, pero aunque que suene feo, no hay que darles lo que piden, porque de esta manera, estarías fomentando el que los niños no fueran al colegio, (esto nos lo decían los propios locales de los hoteles o el Tuk-Tuk).

Nosotras teníamos la sensación de que íbamos a ir a un lugar más pobre de lo que ya habíamos visto por el país, y cuando llegamos allí y lo vimos todo, nos sorprendió para bien! Nos pareció que era un pueblo como podía ser otro cualquiera de los que había en Camboya pero flotante!

Finalizó el paseo en barca, y volvimos al Tuk-Tuk para volver a Siem Reap. De vuelta a casa paramos un momento a ver un campo espectacular de loto, con muchísimas más casas flotantes y unas preciosísimas vistas.

El Tuk-Tuk nos dejó en el centro de Siem Reap, y una vez allí paramos a comer en un sitio de pizza donde se podía pagar con tarjeta ya que estábamos muy faltas de cash y en Camboya apenas existían los datáfonos! Por lo que nos venía genial. El sitio se llamaba Pizza Company y estaba fenomenal porque tenías una gran variedad de estilos de pizza donde elegir, además había refill por tan solo $1,70, detalle de agradecer cuando hace tanto calor mientras turisteas.

Después dimos un paseo por el centro y descubrimos, entre todos los callejones, que hay un mercado parecido al Gran bazar de Estambul. Tenía especias y frutos secos, farmacia, tiendas de souvenirs, fruta y verdura, un poco de todo. Después, una de mis amigas no se pudo resistir a tomarse un último helado de Blue Pumpkin de Yogur como despedida de Siem Reap.

Después del último helado, llegamos al hotel y recogimos nuestras maletas para ir a la estación de autobuses que nos llevaría a Kampot.

 

 

 

Discuss this post ?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Next Post

We Accept

© Copyright CamboTicket 2016